jueves 18 de abril de 2019 | Enviá tu noticia

Un nuevo capítulo de la “estatua viviente”: Se encadenó a la Gobernación y cruzó a todos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El histórico artista callejero que se opone al gobierno de Macri, se encadenó a la Casa de Gobierno como protesta ante la crisis.

Dejó calle 8 y se sumó a una marcha con la consigna “El hambre es un crimen”. Allí repartió para todos lados y salió en defensa de los científicos del Conicet – en el Día del Investigador Científico– y de los choferes de la Línea Este que fueron detenidos. Otra vez la estatua en el centro de la escena.

Con la consigna “el hambre es un crimen”, el frente de la Gobernación bonaerense se convirtió esta mañana en nuevo epicentro de una protesta social, esta vez para exigir medidas de contención para las organizaciones sociales que desempeñan actividades en los barrios. En este marco, sorpresivamente, el centro de toda la atención lo acaparó no tanto la manifestación en sí, sino la intervención de la ya famosa “estatua viviente”, conocida por los platenses por lucir habitualmente sus capacidades de inmovilización en calle 8 entre 49 y 50.

Compartir

Comentarios