jueves 26 de abril de 2018 | Enviá tu noticia

Revelan que Cambiemos ordenó reprimir “una protesta social por semana”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) informó que en dos años, el gobierno de Mauricio Macri acudió a la represión en 111 oportunidades, con un saldo de 354 manifestantes detenidos y 328 heridos. La tasa se incrementó de 2016 a 2017, y se registra en promedio un saldo de un detenido y un herido cada dos días.

Un informe reveló que en dos años de gobierno de Cambiemos se registra en promedio “una protesta social reprimida por semana, un caso de represión cada siete días y un herido cada dos días”.

El 37,8% de los hechos represivos se realizaron en conflictos socio-laborales de la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El documento señala que en 2016 se produjeron 55 hechos de represión y en 2017, hasta el mes de noviembre, totalizan 56 casos. Es decir, en 2016 el promedio alcanzó los 4,58 casos por mes, mientras que en 2017 el promedio asciende a más de 5 casos por mes.

Más de la mitad de esas represiones se llevaron a cabo contra movilizaciones de trabajadores formales e informales, el 24 por ciento contra movimientos sociales, 14 por ciento contra familias “en condiciones de vulnerabilidad”, el 6 por ciento contra Pueblos Originarios y el 4 por ciento en reclamos por hechos de inseguridad o gatillo fácil.

El informe consigna precisa además que el 31,5% de estas protestas responden “a los despidos y reclamos salariales”, el 18% a “reclamos de alimentos y asistencia mediante programas sociales y al derecho a poder trabajar en la vía pública”, el 17,1% a “protestas contra las políticas de ajuste y el reclamo de fuentes de trabajo”, el 13,5% a reclamos “contra desalojos y por daños causados por temporales (inundaciones)”.

Al respecto, el informa del CEPA detalla que las policías provinciales resultaron responsables en el 73 por ciento de los conflictos, detuvieron al 78 e hirieron al 75 por ciento. Gendarmería participó en el 13% de los casos, 2,5% de las detenciones y 5% de los heridos.

Cuando actuaron en conjunto Gendarmería nacional con policías provinciales, abordaron el 8% de los casos, 2,5% de las detenciones, 0,5% de los heridos. La Policía Federal actuó sola en el 3% de los casos, pero significó el 10% de las detenciones y 2,5% de los heridos. Y finalmente, en el 3% de los casos actuaron la Policía Federal en conjunto con la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, implicando ello 7% de los detenidos y 17% de los heridos.

Por último, el informe indica que el 37,8% de los hechos represivos se realizaron en conflictos socio-laborales de la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En las provincias del NOA se registraron el 19,8% de los hechos represivos. El 18% se produjo en las provincias de Santa Fe, Mendoza, Córdoba y Entre Ríos, en las provincias de la Patagonia el 16,2% y, por último, en las provincias del NEA el 4,5%.

Compartir

Comentarios