martes 15 de enero de 2019 | Enviá tu noticia

Los representantes de la “nueva política” con las prácticas del pasado

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Si bien son infinitas las declaraciones del equipo de María Eugenia Vidal respecto de poca preocupación en cuanto a las cuestiones electorales, ya han dejado trascender su posible estrategia para pelear la elección de éste 2019.

Por Agustín Ruiz

Adelantar las elecciones en la provincia de Buenos Aires y en los municipios, con Maria Eugenia Vidal al frente de la campaña y encabezando la lista, permitiendo que el famoso “voto arrastre” logre que cambiemos haga a nivel provincial y municipal una ajustada reelección, parecería ser uno de los caminos que se tomarían este año desde gobernación.

En cuanto a lo comunicacional, los intendentes y la gobernadora se despegarían de la pésima imagen del Presidente Mauricio Macri, pero a su vez, lo acompañarán con sus votos en las elecciones nacionales.

Legalmente éste manotazo de ahogado se podría llevar adelante si en los próximos meses se deroga la adhesión a la Ley de las PASO, ya que los comicios dejarían de ser en forma simultánea. En ese sentido, también debería reformarse el código electoral de la provincia, y por supuesto, generar leyes que faciliten presupuestariamente la elección.

Oficialmente no ha ingresado a la legislatura bonaerense ningún proyecto que certifique la intención de realizar todos estos cambios, pero de ser así, el oficialismo contaría con los votos del bloque que lidera Sergio Massa en Diputados Buenos Aires, al igual que algunos legisladores del progresismo.

Compartir

Comentarios