martes 13 de noviembre de 2018 | Enviá tu noticia

La reglamentación de una ordenanza exige modernizar los sistemas de funcionamiento de los ascensores

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Se dispuso, tras haber estado congelada 20 años congelada. “De acuerdo con relevamientos públicos y privados, hay por lo menos 400 aparatos instalados en edificios que deberán renovar las aberturas, usuales en las construcciones que se levantaron hasta poco después de la mitad del siglo pasado. El cambio de esos sistemas pueden costar hasta $ 25.000 por cada aparato, sólo para la puerta interior, y ese monto irá directo a las expensas de los propietarios e inquilinos”, consignaron.

La firma del Decreto 1.808 puso en vigencia la Ordenanza número 9.019, que había sido aprobada a fines de la década del 90, pero que aún no se había aplicado.

La normativa establece que “el plazo para realizar las obras será de un año, para las puertas cabina, y dos años para las de piso”, además obliga a los propietarios o responsables legales de los edificios a presentar un plan de trabajo al Municipio, detallando las labores a realizarse, tiempos y etapas a cumplir, entre otra documentación.

“En la ciudad, el 8% de los equipos sobre un total de 5.000, tiene que cambiar las puertas tijera. El mayor impacto será entre propiedades con más de 40 años”, indicó el secretario de la Cámara de Ascensores de La Plata, Jorge Yip.

La ordenanza incluye a los palacios y sedes gubernamentales, donde todavía hay muchos ascensores con puertas “tijeras”.

En tanto, “hay un párrafo aparte para los inmuebles protegidos por su valor patrimonial. En ese caso, se analizará y se pedirá un informe a la Dirección de Patrimonio Histórico, con el fin de establecer el cumplimiento o excepción de la normativa vigente”, explicaron.

Según los especialistas, uno de los motivos por el cual se pretende erradicar el tipo de puertas es porque resulta riesgosa para los más chicos.

Compartir

Comentarios