lunes 22 de octubre de 2018 | Enviá tu noticia

La nueva hipótesis sobre el ARA San Juan: la válvula ECO 19

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

l caso del ARA San Juan continúa como una gran incertidumbre, a seis meses de su desaparición. En busca de respuestas, una nueva hipótesis indica que podría haber ocurrido un desperfecto con una válvula que se encarga de evitar el ingreso de agua, la cual pudo haber fallado.

Se trata de la válvula ECO 19, que está en la tubería de ventilación del tanque de baterías de proa y pudo no haber funcionado como correspondía. Esto se suma a la teoría más aceptada entre las que estudia la jueza de Caleta Olivia, Marta Yáñez: el submarino no estaba en condiciones para zarpar por falta de mantenimiento.

La ECO 19 es un mecanismo “By Pass” que se abre o cierra para permitir el flujo de aire, es decir, el ingreso o no de ventilación al tanque de baterías. “Es un disco que tiene un eje central y que pivotea en 90 grados”, explicó un ex tripulante del submarino a TN.

Los investigadores creen que la falla se produjo porque no estaba estanca, es decir, el disco que cierra sobre dos labios no lo hizo de forma correcta. Para confirmar esta teoría, la Justicia analiza documentos de la Marina en los que se detallan las graves condiciones en que estaba el navío.

De hecho, antes de que el ARA San Juan zarpara por última vez se había alertado sobre su estado en varias ocasiones y ya en 2016 un informe de la Armada había solicitado su ingreso a dique seco para ser reparado por varios desperfectos.

Según declararon varios submarinistas sobre la válvula, consultados por Yáñez, la válvula tenía diferentes inconvenientes y debió haberse reparado en dique seco, pero esto no sucedió en los últimos 39 meses en que la nave estuvo en servicio.

“El pozo debe haberse llenado y el agua en algún momento comenzó a entrar en la tubería de ventilación y luego a los extractores de batería. El líquido comenzó a pegar una y otra vez contra la válvula ECO 19 y se pudo haber filtrado agua que mojó las barras de batería”, vaticinó un submarinista sobre lo que pudo haber sucedido.

Aún así, la Justicia continúa su investigación sobre la avería que sufrió el submarino antes de zarpar de Ushuaia. Para Yáñez, los tripulantes que se bajaron antes del último viaje y le restaron importancia a la cuestión.

Los submarinistas Juan Gabriel Viana y Humberto René Vilte aseguraron que una bobina de las baterías se quemó y debió ser reparada de forma manual, sin asistencia técnica. Sin embargo, las familias creen que fueron “presionados” por la Armada para afirmar esto.

Compartir

Comentarios