lunes 15 de julio de 2019 | Enviá tu noticia

Imputaron a cuatro funcionarios municipales por la muerte de Lucas Lin

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La fiscal Cecilia Corfield imputó a cuatro funcionarios de la Municipalidad de La Plata, quienes el 11 de enero de este año habían concurrido al Campo de Deportes del Colegio Lincoln, según confirmaron fuentes judiciales. A pesar de que en el acta los mismos inspectores indicaron que el lugar –ubicado en calle 518 entre 135 y 137- no cumplía con los requisitos de seguridad, lo habilitaron igual; allí el 5 de febrero último murió ahogado Lucas Kevin Lin (5).

Se trata de Myriam Salinas, perteneciente a la Dirección de Inspecciones de la comuna local; Diego de Luca, del área de Deportes; María Daniela Tost Teruggi, de la Secretaría de Salud; y Fernando Parodi, de la Dirección de Bromatología. Todos ellos fueron citados a indagatoria para el 18 de julio próximo y, por lo tanto, quedaron formalmente imputados por los delitos de «incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de documento público en concurso ideal».

Después del fallecimiento de Lucas, esos mismos funcionarios se encargaron de revocar la habilitación que habían otorgado un mes antes. A raíz de esta situación es que la Municipalidad local no puede clausurar el predio sino que lo tiene que hacer el Juzgado de Garantías n°2, a cargo de Eduardo Silvia Pelossi, lo cual fue solicitado días atrás por la abogada de los padres del nene, Andrea Reynoso.

Luego de esa solicitud, la jueza de garantías le corrió vista del requerimiento a la fiscal, quien dictaminó que no se puede cerrar el Campo de Deportes porque se estaría privando a los chicos de tener educación. Sin embargo, los menores concurren a clases en edificios que se encuentran en la zona céntrica de La Plata, y en el complejo sólo se realizan actividades de recreación una vez a la semana.

Además, en la misma causa constan elementos que indican que el lugar no tenía los mínimos cuidados: no había insumos médicos en el consultorio y nunca estuvo habilitado, según expresaron oficialmente y por oficio desde el Colegio de Médicos bonaerense. Eventualmente, si algún nene tiene un accidente en el Campo de Deportes, no hay elementos de primeros auxilios. Por eso, los particulares damnificados entienden que, con la clausura del predio, no se estaría privando de la educación a los niños sino todo lo contrario: salvaguardando la integridad de los chicos. Actualmente, el lugar continúa funcionando pero sin el cartón de habilitación legal, como corresponde.

Sin embargo, el dictamen de la fiscal no es vinculante, y ahora el pedido de la abogada de la familia Lin tendrá que ser resuelto por Pelossi. Con estos cuatro nombres nuevos, la causa acumula 11 imputados por distintos delitos. Además de los mencionados, afrontan cargos por «abandono de persona seguido de muerte y homicidio culposo», el guardavidas, Martín Alejandro Arguelles, y Carolina Elvira Munro, estudiante del profesorado en Educación Física.

También están imputados por «homicidio culposo» el encargado de la Colonia, Marcos Echaniz; la representante legal y accionista del Colegio Lincoln, Mónica Carteruccio; Osvaldo Ramos, director del lugar; Rubén Moreal, dueño de la Colonia; Roxana Costa, asesora gerencial de la institución y también accionista empresarial de allí.

A pesar de los reiterados pedidos de justicia por parte de la familia del nene y de gran parte de la comunidad educativa, en el caso aún no hay ningún detenido. Por eso, la abogada también solicitó la inhibición general de bienes del Colegio Lincoln, por temor a que los propietarios presenten quiebra y se fuguen del país, ya que cuentan con los medios económicos para hacerlo.

Compartir

Comentarios